miércoles, 30 de julio de 2014

EN TORNO AL ESOTERISMO TEMPLARIO - 4



Dr. Carlos Raitzin

C+T+C+G+C+S+J+



Publicado en
BOLETIN TEMPLE – Monográfico No. 1,3/1/2001


Pero, desde luego, esto corresponde a la estructura externa o formal. Avanzando un paso más tenemos el simbolismo de “los colores de la sangre y la pureza” blanco y rojo. Roja la cruz en el manto blanco en el Temple, blanca la túnica con faja o cinturón y gorro rojos en los haschischin. Notablemente blanco y rojo son también los colores tanto de “Conduiramour” como de Beatriz, siendo la primera para Parsifal lo que Beatriz para el Dante. Naturalmente hay que remitir aquí a la obra de Wolfram von Eschenbach… y recordar que la Tradición Iniciática es una y universal. Sin poder extendernos aquí demasiado al respecto diremos que la opinión de los estudiosos del tema es que la doctrina de los más altos iniciados entre los haschischin era que las formas religiosas exteriores carecían en realidad de importancia (vease la obra bien conocida de Probst-Biraben). Desde luego, todos los verdaderos iniciados en todos los tiempos y lugares han sostenido y sostienen exactamente lo mismo. Lo esencial era y es la doctrinaesotérica y se podía adoptar una forma religiosa exterior distinta sin variar en absoluto este punto. Incluso reprocharon los haschischin a los Templarios sostener la errónea y perniciosa concepción trinitaria de Dios que alejaba del Dios Uno. En suma, que la clave del VELTRO o VangELo eTeRno Templario hay que buscarlo en las doctrinas Iniciáticas del Islam y en su conexión con los contenidos velados de la “Divina comedia”. Ya lo dice el mismo Dante:

“O voi ch’avete li’ntelleti sani, mirate la doctrina
che s’asconde sotto ‘l velame de li versi strani”.

(Inferno, IX, 61-63).


(“Oh vosotros que teneis la mente sana, mirad la doctrina que se esconde bajo el velo de los versos extraños”).

Y todo indicaría que dentro de la Divina Comedia hay otro texto escondido de acuerdo a cierta clave. La cuestión es hallar esta clave.

Esta línea de pensamiento es la que ha inspirado a Arthur Schult en su obra “Dantes Divina Commedia als Zeugnis der Tempelritter-Esoterik”. Este autor se centra en la Divina Comedia y “La Vita Nouva” para hallar claves del esoterismo templario pero su conocimiento de las doctrinas tradicionales es bastante superficial y a menudo resulta declamatorio en sus expresiones. De todos modos aporta más de una idea e información interesante y que vale la pena analizar.

Y de ello surge de inmediato la cuestión de si la alquimia en el Temple designaba en realidad un proceso interior que nada tenía que ver con la transmutación de metales. Tal como están las cosas esto aparece como lo más probable a pesar de las apariencias. En el Abraxas (o Abrax), deidad de origen gnóstico ilustrado más abajo claramente se distinguen las tres letras griegas I,A,O (Omega w). son las tres letras claves en la disciplina espiritual recibida por von Sebottendorf de los masones turcos. En los Estatutos Secretos que conocemos se mencionan además los talismanes. Cabe bien conjeturar si no serían en realidad gemas del tipo de las gnósticas recordatorias de la disciplina en cuestión.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.